Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

MIDNIGHT RAMBLER
The Rolling Stones

Albert DeSalvo, el estrangulador de Boston, es condenado a cadena perpetua (1967)

Entre los meses de junio de 1962 y enero de 1964 se produjeron en Boston 13 cruentos asesinatos en serie que conmocionaron la capital del estado de Massachusetts. Las víctimas eran mujeres que vivían solas y que fueron encontradas muertas en sus apartamentos en las mismas circunstancias y escenarios muy similares. Todas murieron por estrangulamiento tras ser agredidas sexualmente. El asesino las dejaba en la cama con las piernas abiertas y les hacía un gran lazo alrededor del cuello con la pieza de ropa que había usado para ahogarlas. Este modus operandi hizo que pronto se conociera al responsable de esta serie de crímenes como ‘el estrangulador de Boston’.

La falta de pruebas y el hecho de que las cerraduras de las viviendas no estuvieran forzadas, llevó de cabeza a la policía a lo largo de un año y medio. Pero finalmente Albert DeSalvo, un ex militar del ejército de Estados Unidos, casado y con dos criaturas, confesó ser el autor. Nunca aclaró el motivo que le llevó a perpetrar estos crímenes y de hecho durante el juicio su abogado alegó enajenación mental, estrategia que le sirvió para librarse de la silla eléctrica y ser sentenciado a cadena perpetua.

La historia de este asesino en serie tuvo un gran eco mediático en la época e inspiró ‘Midnight Rambler’, uno de los temas que los Rolling Stones incluyeron en 1969 en el álbum Let it bleed. La canción la escribieron Mick Jagger y Keith Richards durante unas vacaciones en la localidad italiana de Positano. De día disfrutaban del sol y la belleza de la costa Amalfitana. De noche escribían canciones, algunas de temática tan oscura como ésta y que Richards ha calificado como una ‘ópera de blues ‘. ‘Midnight Rambler’ está considerado como el tema Jagger-Richards por excelencia y de hecho, según ha declarado el guitarrista, nadie más que ellos dos hubieran podido componer una pieza como ésta.

A DAY IN THE LIFE Previous Post
ANNABEL LEE Next Post