Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

A DAY IN THE LIFE
The Beatles

El ‘Daily Mail’ publica las investigaciones sobre la muerte de Tara Browne (1967)

Tara Browne era un joven aristócrata irlandés de la flor y nata británica. Hijo de un miembro de la Cámara de los Lores y de la heredera de la fortuna Guiness, perdió la vida en un accidente de coche mientras conducía a toda velocidad su Lotus Elan descapotable por South Kensington. Cuando llegó al cruce entre Reddcliffe Square y Redcliffe Gardens no vio el cambio de semáforo y, tratando de esquivar un coche, terminó chocando contra una furgoneta. Su novia, que iba en el asiento del copiloto, salvó la vida pero él murió al día siguiente a causa de las heridas del trompazo.

El 17 de enero de 1967, justo un mes después del accidente, el Daily Mail publicó un artículo sobre las investigaciones de este suceso. En la página opuesta había un breve de información local que denunciaba que en las calles de Blackburn, en el condado de Lancashire, había 4.000 agujeros en el asfalto pendientes de cubrir.

Estas dos noticias desconectadas entre sí captaron la atención de John Lennon cuando aquella mañana leyó el diario y le inspiraron parte de la letra de ‘A Day In The Life’ que compuso con Paul McCartney. La historia quedó algo críptica, llena de dobles sentidos y provocaciones que generaron cierta polémica en la época. La BBC incluso llegó a prohibir su difusión por expresiones que contenía como »I’d love to turn you on» (me encantaría excitarte) que, además de la connotación sexual, se interpretaba que hacía referencia al consumo de drogas. Otro verso que a la radio británica también le pareció que iba demasiado lejos era el que decía «found my way upstairs and had a smoke / and somebody spoke and I went into a dream» (encontré el camino de subida de las escaleras y me puse a fumar / y alguien habló y caí en un sueño).

La canción se grabó al cabo de un par de días combinando las dos secciones escritas por Lennon y McCartney con una parte interpretada por una orquesta. A la grabación asistieron algunos invitados como Mick Jagger y Keith Richards, Marianne Faithfull, Donovan, Pattie Boyd o Michael Nesmith.

‘A day in the life’ se incluyó en el Sgt. Pepper s Lonely Hearts Club Band y ha acabado considerándose como una de las obras maestras de la banda de Liverpool, así como uno de los mejores temas de la historia.

MA BAKER Previous Post
MIDNIGHT RAMBLER Next Post