logo
Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.
Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

LOLA
The Kinks

Muere Candy Darling, actriz e icono transexual (1974)

Que la protagonista de la canción ‘Lola’ de los Kinks es un travesti queda patente en la letra. Pero ¿quién se esconde tras el personaje al que la banda dedicó esta canción? Pues Candy Darling, toda una pionera de la transexualidad de finales de los sesenta y principios de los setenta. Superestrella de Andy Warhol y musa de fotógrafos como Richard Avedon o Robert Mapplethorpe, Darling tuvo una vida corta pero intensa que la convirtió en el icono de toda una época.

Nació como James L. Slattery en 1944 en el barrio neoyorquino de Queens pero al poco tiempo se trasladó con su madre a Long Island. Durante su adolescencia le encantaba ver viejas películas de Hollywood e imitar a sus actrices favoritas, como Lana Turner, Joan Bennet o Kim Novak. Sus maneras afeminadas le comportaron varios problemas en el instituto, donde era intimidada constantemente por sus compañeros de clase. A los 16 años el acoso se hizo tan insoportable que dejó el instituto. Se apuntó a escondidas a una escuela de cosmética y comenzó a frecuentar locales gays vestido de mujer. Cuando su madre lo descubrió, decidió irse a Manhattan donde, al cabo de un tiempo y unas cuantas inyecciones de hormonas, renació como una nueva persona: la mujer y actriz Candy Darling.

Su vida fue un tributo al encanto de la feminidad. Con su melena ondulada rubio platino y una mirada que combinaba delicadeza y descaro, Darling tenía la capacidad de eclipsar todo lo que la rodeaba: en el escenario, en el cine, en una sesión de fotos, y la vida en general. Andy Warhol la convirtió en protagonista de dos de sus películas experimentales y reputados fotógrafos le pidieron que posara para sus retratos. Durante aquellos años, su figura se convirtió en todo un símbolo y un modelo para muchas personas que luchaban para normalizar un estilo de vida que la sociedad no acababa de aceptar.

La fascinación que generaba Candy Darling atrapó también al líder de los Kinks, Ray Davies, que le dedicó una de sus canciones. Según la revista Rolling Stone, Davies y Darling salieron juntos durante una breve temporada pero Davies ha negado siempre esta versión, alegando que nunca tuvo una relación amorosa con ella y que sólo fueron a cenar una vez. Sí admitió que escribió ‘Lola’ inspirándose en una noche en la que ambos coincidieron en un club nocturno del Soho londinense cuando aún no se conocían. Según Davies, la letra no relata exactamente lo que pasó esa noche, pero sí que intenta recoger la esencia: un encuentro romántico entre un hombre y lo que parece ser un travesti que se hace llamar Lola. Qué parte de la historia es cierta y qué parte fruto de la imaginación y la creatividad del músico, es un tema que queda tan ambiguo como la propia naturaleza de Candy Darling.

ZOMBIE Previous Post
BOHEMIAN RHAPSODY Next Post