logo
Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.
Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

BOHEMIAN RHAPSODY
Queen

Nace Chico Marx (1887)

Nacidos en Nueva York en el seno de una familia artística, los hermanos Marx fueron todo un fenómeno de la primera mitad del siglo XX. Empezaron haciendo de cómicos y cantantes en obras de teatro de vodevil. Y en poco tiempo el éxito les llevó, primero a Broadway y, finalmente, al cine. Aunque eran cinco, el salto a la gran pantalla sólo lo hicieron cuatro de ellos: Groucho, Harpo, Chico y Zeppo, cada uno de los cuales se creó un personaje propio, que le acompañaría a lo largo de toda su trayectoria. Groucho se pintó un bigote grueso con betún y adoptó una forma extravagante de caminar a grandes zancadas. Harpo se puso una peluca roja y con una bocina simuló ser mudo. Chico comenzó a hablar con un falso acento italiano. Y Zeppo adoptó los gestos de un joven galán.

A finales de los años veinte, con el paso del cine mudo al sonoro, los Hermanos Marx firmaron con la Paramount y se convirtieron en una de las revelaciones de Hollywood. Con esta productora hicieron cinco películas, hasta que en 1934 ficharon por la Metro Goldwin Mayer y Zeppo dejó de actuar para convertirse en el agente de sus hermanos. El primer film que les produjo esta compañía fue Una noche en la ópera, una sátira del mundo de este espectáculo, donde los Marx ayudan a dos cantantes enamorados mientras provocan el caos durante una representación de Il Trovatore.

Fue precisamente de esta película de donde los miembros de Queen tomaron el título del disco que estaban grabando el verano de 1975 y que se convertiría en el trabajo más reconocido de la banda. Freddie Mercury, Brian May, John Deacon y Robert Taylor vieron juntos este clásico de los Hermanos Marx una tarde durante una de las pausas de la grabación del álbum en los estudios Rockfield de Gales. A Night at the Opera era el primero que editaban con EMI, después de romper la relación con Trident, el sello con el que habían producido sus tres discos anteriores.

Cuando Groucho Marx, que entonces era un anciano de 85 años que vivía sus últimos años retirado en Los Ángeles, se enteró de este homenaje que le habían hecho la banda a través del título de su disco, les escribió para agradecerles el detalle. Y poco después, aprovechando que el grupo daba un concierto en la ciudad californiana, les invitó a tomar el té en su casa. Los músicos aceptaron encantados. Lo que seguramente no se esperaban es que una vez allí Groucho les pidiera que cantaran algo. Los miembros de Queen no se lo pensaron demasiado y con una guitarra española del propio Groucho interpretaron para él algunos temas de A Night at the Opera.

El disco recoge grandes temas de Queen, pero ha pasado a la historia especialmente por ser el álbum de ‘Bohemian Rhapsody’, una de las canciones más exitosas del cuarteto británico. Freddie Mercury la escribió en su casa de Kensington intentando crear un tema totalmente fuera de las estructuras habituales de las piezas de rock. Al componer la música, se dejó guiar por la lógica operística, añadiendo coros a diferentes voces que se alternaban con solos similares a arias. Y en cuanto a la letra, evocó algunos referentes clásicos que mezcló en una trama confusa que ha suscitado diferentes interpretaciones.

Tardaron tres semanas en grabarla. La empezaron en Rockfield, pero durante el proceso usaron cuatro estudios más, en los que registraron diferentes partes que finalmente agruparon en el proceso de edición. Mercury, May y Taylor cantaron entre 10 y 12 horas diarias para poder tener las 180 grabaciones separadas que necesitaron para conseguir el efecto de voces múltiples que buscaban. Como en aquellos tiempos no había todavía cintas de 24 pistas, los tres tuvieron que grabar hasta ocho veces sobre cada cinta, mientras iban haciendo las mezclas. De hecho, ‘Bohemian Rhapsody’ está considerada como una de las grabaciones más elaboradas y mejor producidas de la historia del rock. La película de los Hermanos Marx que inspiró el título del álbum que la contiene, no cuenta con menos reconocimientos. En 1993 fue seleccionada para ser preservada en el National Film Registry de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos como película cultural, histórica y estéticamente significativa. Y en 2007 fue incluída en la lista de las 100 mejores películas de la historia elaborada por el American Film Institution.

LOLA Previous Post
OJALÁ Next Post