Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

IT’S MY LIFE
Bon Jovi

Se celebra la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno en Salt Lake City (2002)

Los juegos de invierno de Salt Lake City siempre serán recordados como la cita deportiva en la que se produjo uno de los mayores escándalos de la historia olímpica. El caso se destapó en 1998, tres años después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) escogiera la capital de Utah como sede para el 2002. Las investigaciones demostraron que al menos seis miembros del COI habían recibido favores en forma de dinero, puestos de trabajo, becas para sus hijos y otro tipo de gratificaciones por parte de diferentes responsables de la candidatura con el objetivo de incidir favorablemente en la elección de esta ciudad. Esta trama de corrupción, la más grave desde la fundación del COI, conllevó la expulsión de seis de sus directivos, así como una reforma de las estructuras de este organismo.

También en el ámbito deportivo estos fueron unos juegos salpicados por la polémica. La pareja canadiense de patinaje artístico formada por Jamie Salé y David Pelletier, a pesar de hacer una actuación impecable, recibió una puntuación que sólo les adjudicó la medalla de plata. Y no fue hasta que posteriormente se descubrió que había habido conflictos con una jueza francesa, que les concedieron el oro, un galardón que tuvieron que compartir con el dúo ruso. En la competición de esquí de fondo y de patinaje de velocidad en pista corta se descalificó a varios atletas por problemas de dopaje. Y durante una de las pruebas de esta última disciplina, los cuatro corredores que iban primero chocaron justo al llegar a la meta, provocando que inesperadamente ganara el que estaba en quinta posición.

Terminados los 17 días de competiciones, estos accidentados XIX Juegos de invierno se cerraron con una gran ceremonia de clausura que en la que participaron más de 2.500 atletas. El evento de cierre contó también con la participación de relevantes estrellas musicales. La de Bon Jovi, con su interpretación en directo de ‘It’s My Life’, fue una de las más destacadas.

Editada en mayo de 2000 como primer sencillo del álbum Crush, ‘It’s My Life’ era el primer lanzamiento que hacía la banda de New Jersey desde 1995. El tema fue un éxito absoluto y muy pronto se convirtió en el más famoso del grupo. Llegó a ser número 1 en un gran número de países y acabó convirtiéndose en todo un símbolo de la longevidad de Bon Jovi que, a pesar de ser una banda veterana, demostró su capacidad de llegar con los nuevos públicos.

En este ejercicio de conexión intergeneracional, Jon Bon Jovi, Richie Sambora y Max Martin introdujeron en la letra referencias a canciones de otras décadas. Una de ellas es la frase «It ‘s for Tommy and Gina who never backed down» (Es por Tommy y Gina, que nunca miraron atrás) y que remite a los dos protagonistas de ‘Livin’ on a Prayer’, el gran hit de la banda en los años ochenta. La otra retrocede casi veinte años más para referirse a ‘My Way’, el tema icónico de Frank Sinatra y que se encuentra en el verso «Like Frankie said I did it my way» (Como dijo Frankie lo hice a mi manera). En conjunto, la letra relata la historia de un hombre mayor que revisa su vida. En general hace una valoración positiva, aunque admite que también ha habido momentos difíciles y reconoce que se arrepiente de ciertas cosas. En el contexto de todas los incidentes políticos y deportivos de los Juegos de Salt Lake City, puede que la elección de una canción con este mensaje para clausurar la edición no fuera del todo casual.

TURN! TURN! TURN! (TO EVERYTHING THERE IS A SEASON) Previous Post
WRAPPED AROUND YOUR FINGER Next Post