Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

FOUR SEASONS IN ONE DAY
Crowded House

Se funda la ciudad australiana de Melbourne (1835)

Melbourne es una de las poblaciones más importantes de Australia. Fue capital del país desde 1901 hasta 1927, año en que el centro político se trasladó a Canberra. A pesar de ello, el crecimiento económico, social y cultural de la ciudad no se vio afectado y continuó desarrollándose hasta el punto de haber sido elegida en varias ocasiones como uno de los mejores lugares del mundo para vivir.

El enclave donde hoy se levanta Melbourne fue descubierto por John Batman la primavera de 1835. Este explorador procedente de Tasmania (entonces llamada Tierra de Van Diemen) fue quien negoció con los ancianos de la tribu aborigen Wurundjeri que ocupaba el territorio la transacción a cambio de 2.400km² de aquel terreno. Batman seleccionó un emplazamiento al norte del río Yarra y declaró que ése sería el lugar donde se construiría un nuevo pueblo. El 30 de agosto de ese mismo año llegó el primer grupo de colonos dispuesto a instalarse y ésa fue la fecha que la ciudad adoptó como su momento fundacional.

Su topografía plana, el hecho de estar ubicada en la bahía de Port Phillip y la influencia de la cordillera de Dandenong que la flanquea por el este, hacen que Melbourne tenga un clima muy particular. En cualquier momento del año la ciudad puede despertarse con un sol radiante que calienta sus calles, a mediodía ser azotada por vientos fríos que hacen descender la temperatura unos cuantos grados y aguantar un diluvio a la hora de cenar. Esta imprevisibilidad meteorológica ha hecho que con los años se la conozca como «la ciudad de las cuatro estaciones en un día».

La expresión está tan arraigada en la cultura popular australiana que no es de extrañar que, cuando Neil y Tim Finn decidieron escribir una canción dedicada a Melbourne, cogieran la esencia de esta frase para titular el tema. Aquella referencia al tiempo cambiante de la ciudad describía a la perfección diversidad sentimientos que puede experimentar alguien en un momento de desconcierto emocional y que le puede hacer pasar, en un mismo día, por estados de ánimo tan diferentes como la felicidad, la tristeza, la rabia o el remordimiento. Así que aprovechando este paralelismo escribieron una letra que combina belleza y crudeza para expresar un desengño sentimental y que se ha convertido en uno de los clásicos de Crowded House.

En un inicio, Four Seasons in One Day debía formar parte del álbum de debut de Finn Brothers, el dúo que ambos formaron en 1989, pero finalmente no incluyeron la canción en el disco y la recuperaron tres años más tarde en Woodface, el tercer trabajo de estudio de Crowded House. La banda formada por los dos hermanos Finn, Paul Hester y Nick Seymour fue una de las formaciones más destacadas del panorama musical australiano y neozelandés de finales de los ochenta y principios de los noventa. Originalmente se presentó como The Mullanes pero a la discográfica con quien sus integrantes firmaron para grabar su primer álbum no le acababa de gustar este nombre y decidieron cambiarlo por Crowded House (casa llena de gente) en referencia al pequeño apartamento de los Angeles donde se instalaron los músicos durante la grabación.

A este trabajo publicado en 1986 le siguieron tres más llenos de temas exitosos y que hicieron triunfar a Crowded House en todo el mundo con su pop elegante, en el que destacaban las armonías vocales y las melodías efectivas. Sin embargo, y sin que nunca acabaran de conocerse las razones, en 1996 la banda anunció su separación. Al último concierto que ofreció en el exterior de la Ópera de Sidney asistieron más de 125.000 personas que no quisieron perderse la despedida de una de las formaciones que ha dejado huella en la historia de la música creada desde del continente austral.

A HORSE WITH NO NAME Previous Post
SUMMERTIME Next Post