Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

XO
Beyoncé

El transbordador espacial Challenger explota pocos segundos después de despegar (1986)

El 28 de enero de 1986 ha pasado a la historia como una de las fechas negras de la aeronáutica espacial. A las 11:38 de la mañana (hora local de Florida) el transbordador Challenger explotaba cuando sólo hacía 72 segundos que había despegado desde la base de Cabo Cañaveral. El lanzamiento se estaba retransmitiendo en directo para todo el país, ya que era la primera misión de un programa de la NASA que confiaba en atraer de nuevo la atención de los ciudadanos americanos hacia las misiones tripuladas al espacio. En aquel trágico accidente perdieron la vida los siete astronautas que formaban parte de la expedición.

Casi treinta años después, la cantante norteamericana Beyoncé levantó mucha controversia cuando decidió incluir al inicio de la canción ‘XO un audio histórico de ese día. Eran 6 segundos extraídos de un comentario del oficial de asuntos públicos de la NASA Steve Nesbitt, justo después de la explosión del Challenger. En la grabación se oye la voz de Nesbitt marcada por el sonido de un walkie-talkie diciendo: «Flight controllers here are looking very carefully at the situation. Obviously, a major malfunction.» (Los controladores de vuelo aquí observan muy cuidadosamente la situación. Obviamente, un mal funcionamiento importante).

A la NASA no le pareció bien la utilización de este corte de voz en la canción y emitió un comunicado donde manifestaba que el accidente del transbordador era una parte importante de la historia de la agencia espacial americana y que un recordatorio tan trágico como aquel nunca debería ser trivializado. Familiares de las víctimas también expresaron su malestar en varias cadenas de televisión. Y las críticas generalizadas que se generaron a partir de estas declaraciones obligaron a Beyoncé a defenderse. La cantante alegó que había incluido esos segundos iniciales en ‘XO’ con la más sincera intención de ayudar a aquellos que habían perdido a sus seres queridos en aquel triste suceso y que la decisión de abrir el tema con aquel fragmento había sido un gesto con el que quería reconocer el trabajo de la tripulación del Challenger. En su caso, sin embargo, este reconocimiento se malinterpretó y terminó en polémica.

BASKET CASE Previous Post
I DON'T LIKE MONDAYS Next Post