Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

WHO’LL BE THE NEXT IN LINE
The Kinks

Se patenta la guitarra Gibson Flying V (1958)

En enero de 1958, intentando diseñar una línea de guitarras eléctricas más modernas y futuristas, el entonces presidentes de Gibson Guitar Corporations, Theodore M. (Ted) McCarty lanzó al mercado la ‘Flying V’. Fue un modelo muy revolucionario, especialmente por la forma de flecha de su caja y porque era una guitarra totalmente simétrica. No obstante, inicialmente no se vendió demasiado y al cabo de poco tiempo se dejó de fabricar. El modelo quedó olvidado durante unos cuantos años hasta que en 1965 The Kinks lo volvieron a poner de moda.

Aquella primavera la banda británica estaba de gira por Estados Unidos explotando el éxito que habían tenido  en Europa con ‘You Really Got Me’. En uno de los desplazamientos, la aerolínea con la que viajaban perdió la guitarra de Dave Davies, así que el músico tuvo que comprarse una en una tienda de Nueva York. El modelo que escogió fue una Flying V de 1958 con cuerpo y mango de Korina.

Cuando unos días más tarde la cadena de televisión ABC invitó al grupo a tocar en el programa Shindig! el instrumento no pasó nada desapercibido. La forma como Davies encajaba el brazo entre los dos picos del cuerpo de la guitarra captó la atención de músicos y seguidores hasta el punto que el modelo fue reeditado al año siguiente ante la fuerte demanda. Esta segunda producción, a la cual se le añadieron algunas modificaciones estéticas y técnicas, triunfó entre guitarristas como Jimi Hendrix o Keith Richards y, unos años más tarde, se convirtió en la pieza icónica de las bandas de heavy.

El tema que The Kinks tocaron en aquel programa y que supuso el relanzamiento de la Gibson Flying V fue ‘Who’ll Be the Next in Line’.

THE POWER OF LOVE Previous Post
RADIO GA GA Next Post