Una efeméride. Una canción. Y la historia que las conecta. Cada día. Desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

I WILL ALWAYS LOVE YOU
Whitney Houston

Nace Sadam Husein (1937)

En otoño de 2002, mientras los Estados Unidos planificaban la invasión de Irak como respuesta a los atentados del 11S, Sadam Hussein se preparaba para su reelección. Había llegado a la presidencia del gobierno iraquí en 1979 y, ejerciendo un mandato dictatorial, ocupó esta posición durante más de dos décadas. El proceso electoral que organizó en octubre de 2002 con el fin de refrendar su cargo como máximo dirigente del país estuvo marcado una total falta de transparencia y credibilidad que otorgó la victoria por un 100% de los votos. Y es que según las cifras oficiales, once millones y medio de ciudadanos votaron a favor de de que continuara como presidente por un nuevo período de siete años. La canción elegida por Hussein como tema de esta efectiva campaña fue I Will Always Love You de Whitney Houston. Convertida en el tema musical central de los anuncios electorales, sonaba todo el día por la radio y la televisión estatales. Al enterarse de ello, el sello discográfico de la cantante estadounidense presentó una queja ante la misión iraquí de las Naciones Unidas.

Es imposible escuchar I Will Always Love You y no trasladarnos la historia que Whitney Houston y Kevin Costner protagonizaron en 1992 en El Guardaespaldas. Con esta película, la cantante debutaba en el cine y lo hacía estrenándose como actriz y como intérprete de seis de las piezas musicales de su banda sonora. Dos de ellas (Run to You y I Have Nothing) estuvieron nominadas como mejor canción en los Oscar de ese año, pero el tema que realmente fue el gran éxito de esta cinta fue I Will Always Love You. Se mantuvo durante 14 semanas en la primera posición de la lista Billboard y los más de 19 millones de copias que se distribuyeron la acreditan como uno de los sencillos más vendidos de todos los tiempos y el más vendido por una mujer en toda la historia. Cuando en febrero de 2012 la cantante fue encontrada muerta ahogada en la bañera de la habitación que ocupaba en un hotel de Los Ángeles, el tema volvió a entrar en las listas, llegando a colocarse otra vez entre los tres primeros lugares.

Whitney Houston hizo famosa la canción. Pero no era suya, sino de Dolly Parton, que también la interpretó en una película como parte de la banda sonora. La escribió en 1973 y la incluyó en el álbum Jolene que publicó el año siguiente. Ya entonces fue todo un éxito que encabezó los rankings musicales de varios países. Pero diez años más tarde repitió el éxito con la nueva versión que grabó para The Best Little Whorehouse in Texas (La casa más divertida de Texas en su versión en español), un largometraje inspirado en el musical homónimo de Broadway y en el que Parton compartió cartel con Burt Reynolds. Con esta reinterpretación de su I Will Always Love You, la cantante de Tennessee volvió a triunfar entre la crítica y público, situándose de nuevo como el número uno de las listas de country.

Cuando Whitney Houston decidió incluir la canción en el repertorio que preparaba para El Guardaespaldas tuvo que afrontar el reto de convertirla en un tema que abarcaba el soul y el pop que se mezclaban en su característico estilo. Y es evidente que lo consiguió y con creces. Al ser preguntada por la versión de Houston en una entrevista, Dolly Parton comentó que estaba impresionada por la forma como había interpretado su canción. Y confesaba que poco le importa que haya gente que crea que el tema sea de Whitney Houston, ya que quien se embolsa las ganancias por los derechos de autor cada vez que suena I Will Always Love You es ella.

I WONDER Previous Post
REHAB Next Post